Leche frita light sin azúcar

Lechefrita

Esta receta siempre me ha llamado la atención, se que mi madre la preparaba cuando era pequeña pero yo huía de ella. No fue hasta la adolescencia cuando la probé en casa de una amiga y pude ver lo tonta que había sido porque me encanto. Es una de esas recetas que yo llamo de abuela, porque en mi familia todos la recuerdan de siempre.

Bueno a ver si con estas modificaciones esta igual de buena, el primero que lo compruebe que lo diga y suba foto.

No lleva azúcar, usa leche desnatada/descremada, se elimino la harina y no se fríe, quedando así libre de grasas.

Información Nutricional

  • Raciones: 12
  • Tamaño de la ración: 40g
  • Calorías: 47,26
  • Hidratos de carbono: 4,61

Ingredientes

  • 400ml de leche desnatada/descremada
  • 15gr de stevia granulada
  • 35gr de harina de maíz (maizena)
  • Una cucharadita de esencia de vainilla
  • Una cucharita de café de canela
  • La piel de medio limón
  • Para el rebozado, un huevo y harina

Pasos a seguir:

1. En un cazo, ponemos a fuego medio 300ml de leche junto con la piel del limón, la vainilla, la canela y la stevia. Lo llevamos a ebullición, removiendo siempre para que no se pegue al fondo del cazo ni nos haga una capa de nata encima.

2. Cuando hierva, apartamos el cazo del fuego y le ponemos una tapa encima. Dejamos infusionar (para que coja más sabor) durante 15 minutos, quedará más rica.

Lechefrita_1

3. En otro bol, mezclamos la maizena con el resto de la leche que habíamos apartado (100ml) hasta que la disolvamos bien.

4. Volvemos a poner el cazo con la mezcla de leche y el resto de ingredientes en el fuego, a fuego bajo. Retiramos la piel del limón, y añadimos la mezcla del otro bol que acabamos de hacer con leche y maizena.

5. Removemos constantemente con el fuego lo más bajo posible. Para que coja más sabor y quede con una textura más fina. Removemos sin parar hasta que espese y coja una consistencia similar a la de la crema pastelera.

6. Cuando haya espesado, la retiramos del fuego y la servimos en un recipiente rectangular (yo he usado uno de vidrio), repartiendo por igual por todas partes para que todos los trozos sean igual de altos.

Lechefrita_2

7. Para que no haga costra, le ponemos un trozo de papel film tocando la superficie, y lo guardamos en la nevera durante por lo menos 4h. 

8. Una vez pasado el tiempo de enfriado, cortamos la leche en cuadraditos o rectángulos (como más te guste) del mismo tamaño quedan más bonitos.

9. Rebozamos la leche ya cortada, pasando cada trozo por harina, y luego por huevo batido.

Lechefrita_3

10. Colocamos todos los trozos en una bandeja de horno sobre papel de cocina/papel manteca. Horneamos a 220º durante unos 12-15min hasta que se doren, y les damos la vuelta para que se doren por el otro lado (12-15min más).

¡Importante! Pon el horno sólo por la parte de arriba o con el grill si tu horno tiene grill (normalmente horneamos por arriba y por abajo).

Lechefrita_4

11. Sacamos del horno, decoramos con un poco de canela, sacarina en polvo o como más te guste, dejamos enfriar, servimos ¡y listo!

Menuda pinta, verdad?  😉 

Lechefrita_5

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *