¿Cómo modificar una receta para hacerla saludable?

Realmente parece más fácil de lo que creemos y lo es. Con algunos pequeños cambios podemos comer de todo sin necesidad de hacer tantos ajustes a nuestras dosis de insulina y a nuestras calorías (que para algunos también son muy importantes).

Esta tabla lo explica muy bien, además la podemos imprimir y ponerla en la nevera, junto a la lista de la compra, así no hay excusa.

 

ParaModificarunaRecetaSi nos fijamos vale para cantidad de platos que habitualmente comen todas las familias, inclusive nosotros, pero con estas modificaciones serán más sanos, para todos o alguno lo duda?  😆 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *